9 de octubre de 2007

LA MENTIROSA ESTADÍSTICA DE UN PARTIDAZO

Las estadísticas plasman el desarrollo de un partido. Al menos, de los tangibles de un partido. No aparecen los intangibles, datos también relevantes de la capacidad de un equipo o de un colectivo (las veces que a un jugador se le encoge el brazo, las pérdidas de balón, las pérdidas de tiempo, las pérdidas de cabeza...); pero sí nos trasladan los porcentajes de acierto o las exclusiones, factores determinantes en el desarrollo del juego. Quiero decir con esto que las estadísticas son muy importantes, que hay que tomárselas en serio. El apunte viene al caso de la hombrada del CAI Aragón ante el Barça (37-33), y de los abundantes errores que aparecen en el estadillo anexo al acta oficial del encuentro, yerros que, por cierto, un día y siete horas despúes de firmada el acta, continúan figurando en el documento colgado en el sitio oficial de la Liga Asobal (http://www.asobal.es/).
Los desatinos más abultados de esta página oficial habitualmente aparecen en el capítulo dedicado a los guardametas. El caso más sangrante ante el Barça es el de Pablo Hernández. El portero aragonés completó un gran encuentro. Sin embargo, según el acta, solo detuvo tres pelotas, con un paupérrimo 19% de acierto. En realidad paró 12 bolas y ganó medio partido. A los porteros del Barça también les sobran motivos para mosquearse, sobre todo a Kasper Hvidt. El notable encuentro del danés (14 paradas) quedó en la mitad según la estadística, solo siete, con un tan pobre como irreal 22 % de acierto.
Otras competiciones, sobre todo la ACB, miman la difusión de su deporte a través de internet, con precisos informes en vivo de cada partido. Las estadísticas de Asobal, por contra, están al nivel de su llamada jornada virtual: por los suelos. Malo para los muchos seguidores de este deporte, malo para el balonmano. Menos mal que aparece bien la estadística de Hussein Zaky. Es una pena que a estas horas de la madrugada no acierte con la teclita del subrayado para marcarla e incluso enmarcarla, porque los datos del Faro de Alejandría lo merecen. Los intentaré poner claros para proclamar a los cuatro vientos de la red el partidazo del egipcio: 5 de 6 en tiros de 9 metros, 1 de 1 en tiros desde la línea de 6 metros, 3 de 4 en penaltis, y 1 de 1 en lanzamientos al contragolpe. Partidazo de Zaky. Igual que el de Pablo, aunque así no figure en el acta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hi, interesting post. I have been wondering about this topic,so thanks for posting. I’ll definitely be subscribing to your site. Keep up the good posts